info@asociacionyoruba.com  | (+34) 652 649 513        Contacto

 

FacebookTwitter

 

 

Ifá es el sistema oracular que abarca toda la sabiduría ancestral de nuestra religión, es el archivo donde se puede encontrar la propiedad divina de cada planta, animal, raza, elementos, divinidades ,etc..

 

 

Nacimiento de Oshé Melli, ¿El porqué se cobra la consulta?

Oshé abandonó el cielo para ir a la tierra sin decírselo a nadie. Él no hizo ninguna adivinación ni sacrificio. Nació de padres envejecidos que habían perdido la esperanza de tener hijos. Nació con pelo gris sobre su cabeza y vivió hasta una edad avanzada en la tierra, pero sólo después de retornar al cielo para realizar sacrificio. Mientras crecía, probo ser el terror entre los de su edad. Sus padres murieron cuando aun era un niño y vivió por su propia cuenta. Él ni practico su vocación religiosa ni ninguna profesión respetable. Era un luchador errante, pero no estaba viviendo una vida feliz. Escasamente ganaba para alimentarse porque no hacia nada que fuera capaz de brindarle sustento.

Un día salió para su competencia de lucha que era la única profesión que conocía. Fue al palacio del rey Alará para retarlo en una lucha. Él derroto al rey en la competencia pero no le dieron ninguna recompensa por su victoria. Entonces fue con el rey Ijero donde también lo retó a una competencia e igualmente salió victorioso pero ninguna compensación le fue dada por el logro. Fue donde el rey Owo y luego con el rey Ado, y así con todos los dieciséis reyes conocidos para ese momento en el mundo, y en todos los derroto y no consiguió ninguna recompensa.

Después de sus luchas, regresó a casa con sus manos vacías y en el camino conoció a tres sacerdotes que lo detuvieron. Ellos le dijeron después de una adivinación, que él estaba pasando hambre porque no estaba ejerciendo la profesión que se suponía había venido a ejercer en la tierra, no obstante, le aseguraron que prosperaría al final de su carrera elegida como su profesión, pero sólo después que realizara el sacrificio que le correspondía antes de venir a la tierra y que debía hacerlo en el cielo. Él no tomó esto en serio, porque como iba a viajar al cielo. Mientras tanto su padre, que ya estaba en el cielo, estaba muy preocupado por él y fue a visitar al ángel de la guarda de Oshé para pedirle que lo ayudara. Éste le dijo que Oshé era muy belicoso, peleador, no escuchaba consejo y siempre hacia lo que le daba en gana, y por eso las cosas buenas del cielo, los niños, paz, riquezas, morada, dinero, salud y prosperidad no lo querían visitar, por temor a que los destruyera, y todo por no haber hecho el sacrificio que le tocaba antes de viajar a la tierra.

Como el padre sabía que Oshé debía hacer el ebbó en el cielo, fue para hablar con la mujer de Ikú, el rey de la muerte, y que se llama enfermedad. Éste le explicó lo que le sucedía a su hijo y le pidió que lo visitara para así poder hablar con el personalmente, la enfermedad aceptó.

Cuando la mujer de Ikú visita a Oshé, éste cae enfermo, entra en coma y a la media noche muere, sin que nadie lo supiera porque siempre estaba solo. Una vez en el cielo, Oshé se encuentra con su padre y éste le explica lo sucedido y es cuando Oshé decide hacer todos los ebboses que le correspondían. Luego de esto y por un camino especial en el cielo, regresó a la tierra despertando en su cama. Desde ese entonces Oshé fue un buen personaje, pero a los tres años quiso retornar a las luchas, no sin antes hacerle un gran sacrificio a su padre, a su ángel de la guarda y a Eshu. Dos días después de esto, partió para el palacio de Alará y en el camino se encontró con un viejo, que no era otro que Eshu transformado, y le dijo que aunque podía derrotar a sus oponentes, él debía simular caer en el piso tan pronto empezara la lucha y que vería los resultados de los cuales no se arrepentiría.

Tan pronto empezó la lucha, Oshé se tiro al piso como le indico el anciano; entre tanto Eshu creo una gran conmoción, gallos poniendo huevos, gallinas cantando como gallo, animales de la selva por la ciudad, truenos, lluvia, etc. El rey asustado le pide a Oshé que se levante y aparece el anciano diciéndole al rey que Oshé no puede caer al piso y para que se incorporara era necesario apaciguarlo con hombres, mujeres jóvenes, cabras, vacas, gallos, gallinas, bolsas de dinero, etc. El rey accedió y todo volvió a la normalidad. Así lo hicieron con los dieciséis reyes, y de ésta manera Oshé llegó ser un hombre extremadamente rico, pues al fin la prosperidad había llegado a su vida.

Éste incidente marco el comienzo de pagar con dinero por las adivinaciones, porque lanzar el instrumento de adivinación al piso, significa las caídas que Oshé tuvo en manos de los reyes, y por el cual ellos pagaron las reparaciones.

También es el porqué, de cuando una persona tenga Oshé Melli en una consulta, se le debe decir que controle su genio, que no demuestre su fuerza, de que no está haciendo lo que vino hacer en la tierra y que por eso no prospera, ya que éste es un Odu de sacerdocio, es en la religión en donde encontrará rápidamente la prosperidad, de otra forma lo logrará sólo al final de su vida.

 

 

 

Warp 7 Framework

 LA BÓVEDA ESPIRITUAL

 

 

La bóveda espiritual se compone de siete vasos con agua, una copa de cristal transparente con agua, y una cruz o crucifijo, preferiblemente de madera. Otros componentes son: flores de distintos colores, pan con mantequilla, café con leche, agua con azúcar, agua, cigarrillos, tabaco, aguardiente, arroz amarillo, arroz con grí (arroz con frijoles y trozos de carne de cerdo), carne de cerdo, cabeza de cerdo, todo tipo de granos cocinados.
Además se pueden colocar retratos de los difuntos, estampitas de santos, el pagugu (bastón de egun) y la teja firmada por un babalawo. quien determinará la necesidad o no de tenerla.
Existen diferentes maneras de confeccionar una bóveda espiritual. En la forma habitual se colocan seis vasos transparentes sin ningún tipo de relieve y una copa central. Cada vaso está dedicado a un difunto en particular y la copa central se dedica al gran poder de Dios colocándole encima un crucifijo, preferiblemente de cedro. La disposición de los vasos es en forma de herradura.
Si la persona tiene facultades de médium, se pueden incorporar a la bóveda siete copas con una rosa roja dentro que ayudarán a desatar cierto tipo de energía y ayudará a la persona en su formación de médium. No todas las personas deben instalar la bóveda y es preferible esperar la petición por parte de los propios égunes a través de una misa espiritual o a través de una consulta con un santero o babalwao. La bóveda puede ayudar a las personas en momentos de dificultad y guerras y puede incorporar en la misma un vaso de agua con una piedra de alumbre. Este se puede incluir en la formación de herradura a partir del cuarto vaso de la derecha.
Después se debe escoger el lugar de la casa donde se instalará, aunque no debería instalarse en un dormitorio.
Se van llenando cada uno de los vasos y se dedican a los difuntos que se hayan escogido. Es preferible que los vasos estén situados en forma de herradura.
Además de los vasos es importante poner flores, blancas o de colores, como ofrendas para agradar a los espíritus las cuales no deben dejarse marchitar. También se debe tener en la bóveda agua florida y cascarilla. Esto debe permanecer siempre en la bóveda y servirá para que todos los días por la mañana delante de la bóveda se rece un Padre Nuestro y un Ave María y se pida la bendición.
Hay que evitar que el agua se seque y el mejor día para ocuparse de la bóveda es el lunes.